Berlo

David Berlo estableció su teoría de comunicaciones en 19601. Ella es también conocida como el modelo SMCR por sus componentes: fuente, mensaje, canal y recibidor.

 

 

  • Fuente
  • Toda comunicación tiene una Fuente. Esta puede ser un individuo, un grupo o compañía. Es la responsabilidad de la fuente en codificar el mensaje que necesita ser comunicado. La forma en que esto se hace será afectada por algunos atributos tales como sus habilidades en comunicación, su actitud hacia su audiencia, su conocimiento del contenido del mensaje, su experiencia social y su cultura.

  • Mensaje
  • La Fuente debe codificar el mensaje para asegurar su contenido. En este caso, contenido significa todo lo que es comunicado, intencional o no. Los elementos de la comunicación podrían por ejemplo incluir el discurso, lenguaje de cuerpo y diapositivas usadas durante la presentación del mensaje. El tratamiento de la comunicación puede ser serio o alegre, formal o informal y debe ser consistente con la forma que la Fuente quiere que el receptor del mensaje lo interprete.

  • Todos menos los más simples mensajes necesitan ser estructurados así que capas múltiples del mensaje son enviadas en de una forma lógica y cumulativa.  Ellos también necesitan ser codificados apropiadamente, por ejemplo, usando el lenguaje que el recipiente entiende.

  • Canal
  • Los canales de Berlo claramente se relacionan a los cinco sentidos y resaltan que  la habilidad de enviar un mensaje no es solo acerca de las palabras que oímos o leemos. Comunicación en el ámbito de P3 raramente tiene la oportunidad de incluir tacto, olor y gusto e inevitablemente se enfocara en oír (considerado como sinónimo de leer) y ver incluyendo e-mails, video conferencias, blogs, etc.

  • Este torcido moderno no cambia el hecho  de que la habilidad del recipiente del mensaje de descodificarlo correctamente dependerá de la escoger el canal adecuado para enviarlo.

  • Recipiente
  • El recipiente es la persona, grupo o compañía a la cual se le intenta comunicar un mensaje. El recipiente tiene que descodificarlo y los factores que lo afectan son los mismos que afectar a la Fuente codificadora.

 

Este modelo desarrolla ideas acerca de la comunicación, atendida por Aristóteles hace más de 2,300 años. Fue el quien observo que es el recipiente el que tiene la clave de si la comunicación es efectiva o no. El modelo de Berlo no incluye retroalimentación, pero es siempre útil para la Fuente y el recipiente el cambiar lugares, volviendo a mandar el mensaje en la dirección opuesta y confirmar su entendimiento.

Desde el punto de vista de la gestión de P3 vale la pena resaltar que Aristóteles se enfoca en el recipiente. En la mayoría de las situaciones P3 la fuente es el equipo de gestión de P3 y el recipiente es un interesado. Esta es la razón por la cual la gestión de los interesados pone tanto énfasis en el entendimiento con ellos. Solamente cuando el equipo de gestión de P3 entiende sus interesados, puede codificar mensajes y utilizar los canales apropiados para maximizar la efectividad de cada comunicación.

Sin comunicación efectiva entre el equipo de gestión y sus interesados, hay poca probabilidad de que el Proyecto o programa tenga éxito. Por esto, el plan de comunicaciones es un documento tan importante.

 

  1. Berlo, D. (1960). The process of communication: an introduction to theory and practice, Holt, Reinhart and Winston, New York.

Gracias a Ignacio Manzanera por la traducción

SHARE THIS PAGE
24th July 2014Link to Italian page added

Berlo

Volver arriba